jueves, 13 de septiembre de 2018

NOTICIAS --- Dos nuevos vehículos preservados por AZAFT


En estos últimos meses, la Asociación ha recibido dos donaciones de sendos vehículos ferroviarios utilizados para el mantenimiento de la infraestructura. Se trata de dos dresinas, una dedicada a transporte de personal, herramientas y material de pequeño tamaño y la otra dedicada al mantenimiento de la catenaria.

La primera de ellas es una CONORSA PC-120, fabricada en torno al año 1980 (probablemente entre 1979 y 1984). Estuvo matriculada en RENFE como 010-128-7. Tras su baja en el parque, fue vendida por EMFESA a la empresa zaragozana Self-Rail, con idea de rehabilitarla y modernizarla para adaptarla a las necesidades de los nuevos compradores. Finalmente, este proyecto no se llevó a cabo y Self-Rail decidió donar el vehículo a nuestra colección, conocedores de la labor que la Asociación realiza.


El segundo vehículo es una vagoneta Ferrotrade VLD-PAC, fabricado en 1973 y dotado de castillete elevador para mantenimiento e inspección de catenaria. Es uno de los vehículos de mantenimiento más reconocibles debido a su mítico morro que recuerda a los automotores “Zaragoza”. La vagoneta estuvo matriculada en RENFE como 020-111-1, finalizando sus días de servicio en Sant Vicenç de Calders. Tras su baja del parque, fue comprada por Mecanizados Cobo Muñoz y después de varios intentos para rehabilitarla quedó almacenada en unas instalaciones industriales cerca de Manresa. Al quedar la vagoneta fuera de los planes de actuación de la empresa, la familia propietaria decidió donar el vehículo a la AZAFT.


Ambos vehículos serán restaurados y puestos a punto en el futuro. Cuando vuelvan a funcionar serán uno de los atractivos del Museo del Ferrocarril de Aragón. Otro de los destinos para los que pueden emplearse estos vehículos es la rehabilitación e incluso el transporte de personas en un ferrocarril histórico, en el supuesto de que consigamos hacer realidad este sueño en alguna de las líneas cerradas al tráfico comercial existentes en Aragón.

Fuente: AZAFT