domingo, 26 de abril de 2020

ENTREVISTA --- Adrián Baquero: "Es una lástima que una de las mejores colecciones de trenes históricos de Europa no pueda exponerse al público en un museo digno"


Entrevista con Adrián Baquero, doctor en filosofía, profesor y vocal del Tren Minero de Utrillas en la AZAFT.

Filósofo, aficionado al ferrocarril, maquinista… ¿me dejo algo?

Podríamos incluir alguna cosa más, pero con lo que has mencionado ya se exponen dos de mis principales motivaciones en la vida: la filosofía y el mundo del ferrocarril. Es un perfil un poco raro, ya que son dos temas que normalmente no han ido muy relacionados, pero hay precedentes. Mariano Baselga Ramírez, que fue presidente de Minas y Ferrocarril de Utrillas, también era Doctor en Filosofía y había impartido clases de metafísica en la Universidad de Zaragoza antes de aceptar el cargo en la empresa ferroviaria y minera.

¿Desde cuándo eres aficionado al ferrocarril?

Desde muy niño, creo que prácticamente desde que tengo uso de razón. Los primeros recuerdos que tengo en la memoria ya van asociados a trenes, principalmente de las visitas con mi padre a las estaciones de El Portillo y Delicias (la antigua) cuando era muy pequeño. Además, mi abuelo fue fogonero en el ferrocarril de Utrillas a Zaragoza, y también guardo recuerdos de las escasas conversaciones sobre trenes que mantuvimos, de las explicaciones que me daba sobre locomotoras de vapor y de las batallitas del oficio que me contaba. Es muy común que gente que hemos tenido familia ferroviaria, seamos aficionados. A los 15 años entré en AZAFT y desde entonces he permanecido colaborando ininterrumpidamente como voluntario en la medida en que he podido.

Adrián Baquero en un viaje del Tren Azul de la AZAFT --- Facebook

Háblame un poco sobre la AZAFT, su situación actual, planes futuros, el Museo del Ferrocarril…

Para quienes no la conozcan, AZAFT es una asociación sin ánimo de lucro que lleva 40 años trabajando por la preservación y difusión de la historia del ferrocarril en Aragón. Actualmente estamos trabajando en muchos frentes: la adecuación del local social ubicado en Casetas para disfrute de socios y visitas, la construcción de nuevas maquetas para dicho local, el mantenimiento de los vehículos del Tren Azul, la preparación de los viajes que hacemos con este tren, la restauración de vehículos ferroviarios y la explotación del Tren Minero de Utrillas, entre muchos otros proyectos que seguro que me estoy dejando ahora mismo. Nuestro principal plan de futuro está claro: es la creación del Museo del Ferrocarril de Aragón, uno de los principales motivos por los que esta asociación fue creada. Llevamos muchos años salvando y preservando vehículos con el fin de que, algún día, puedan ser expuestos al público y disfrutados por la sociedad, algo que ahora solo podemos hacer puntualmente durante los viajes del Tren Azul y en algunas jornadas de puertas abiertas. Confiamos en que nuestro plan de un Museo del Ferrocarril con tres sedes (Casetas-Canfranc-Caminreal) continúe avanzando poco a poco. Es una lástima que una de las mejores colecciones de trenes históricos de Europa no pueda exponerse al público en un museo digno.

Y el Tren Minero de Utrillas, ¿cuál es el secreto de su éxito?

El Tren Minero de Utrillas es un tramo de un antiguo ferrocarril minero que hemos recuperado para su uso turístico en Utrillas, capital de la Cuencas Mineras turolenses. Todo ha sido gracias a la implicación del Ayuntamiento de Utrillas, un lugar en donde distintas corporaciones han entendido que el patrimonio industrial tiene un gran potencial turístico y han apostado por la recuperación de su memoria creando museos en las instalaciones mineras y recuperando unos 3 kilómetros de vía de su antiguo ferrocarril. Se podría decir que, como aficionados, hemos cumplido un sueño, ya que hemos conseguido “reabrir” una línea cerrada para su servicio con trenes históricos cuando la vía ya ni existía, pues fue desmantelada tras cerrar en los años 60. En Utrillas, AZAFT realiza dos tareas principalmente: la supervisión técnica del proyecto y la explotación del ferrocarril. Para nosotros, la explotación de este ferrocarril está siendo una experiencia muy pedagógica, pues en esta línea muchos aficionados de toda España están aprendiendo los oficios tradicionales del ferrocarril, el funcionamiento de una locomotora de vapor, el mantenimiento de vehículos ferroviarios, la gestión de la circulación, la restauración de una locomotora de vapor, etc. ¿Cuál es el secreto de su éxito? Yo lo tengo bastante claro: que lo que hacemos es auténtico. Esto es un tren histórico real que hace un servicio turístico. Lo que ves no son decorados, son instalaciones mineras reales. La línea no es un circuito inventado, pues recorremos un tramo de la traza original. Y, sobre todo, los trenes en los que montamos son auténticamente antiguos, no están fabricados nuevos. Aquí nos tracciona una locomotora de vapor de 1903 (la “Hulla”), que funciona con carbón y se conduce igual que a principios del siglo XX.

¿Cómo surgió la idea de escribir un libro sobre el Canfranero?

Fue un encargo de la editorial a AZAFT. Este librito forma parte de un conjunto de guías para dinamizar el turismo en la provincia de Huesca. Nos preguntaron si podíamos preparar una guía sobre el Canfranero, y lo vimos como una buena oportunidad para cumplir con uno de los objetivos de nuestra asociación: la difusión de la historia del patrimonio ferroviario de Aragón. Como conozco la línea y estoy acostumbrado a escribir, decidí encargarme de los textos. Fue rápido, pues me llevó escasamente dos o tres tardes de trabajo. Optamos por renunciar al importe económico a cambio de recibir un número suficiente de guías impresas para poder entregarle una a cada socio, como regalo por el 40º aniversario de la asociación. Esta guía está pensada para leerse mientras vas en el tren, por lo que sería genial entregársela a cada viajero del Tren Azul para que la puedan ir mirando durante el trayecto en algún futuro viaje a Canfranc.

Adrián Baquero en el Tren Minero de Utrillas --- Unos cuantos trenes

¿Vía métrica, ancho Renfe o ancho UIC?

O ancho 60, ¿no? Todo tiene sus ventajas. Por ejemplo, una de las ventajas del ancho 60 es que puedo guardar y restaurar vehículos en el garaje de mi casa. En otros temas puede que sí, pero en este caso creo que el tamaño no importa tanto. Hay unos ferrocarriles fantásticos y otros tremendamente aburridos en todos los anchos de vía que conozco. En mi caso, lo que marca la diferencia entre si me gustan o no suele ser el que tengan locomotoras de vapor. Me vale casi cualquier ferrocarril que tenga vapor, independientemente del país o del ancho de vía. Si no hubiera locomotoras de vapor, yo creo que ni me gustarían los trenes.

¿Cómo llevas la cuarentena?

Debo confesar que no me ha venido mal del todo. Llevaba tiempo trabajando mañana y tarde, por las mañanas dando clase en el instituto y por las tardes en la universidad. Este parón me ha servido para frenar ese ritmo de vida, descansar y dedicarme a hacer cosas que tenía pendientes. Estos días sigo “teletrabajando” desde casa, dando clases online por videoconferencia y grabando podcast con las lecciones. Además he estado preparando un libro y algún artículo (todo de filosofía) que tenía comprometidos. También he estado haciendo cosas de bricolaje y restaurando algunas antigüedades. No me he aburrido ni un solo día desde que comenzó la cuarentena y todavía me quedan un montón de cosas por hacer.

Gracias a Adrián Baquero por permitirme realizar esta entrevista.